work      about







desintegra.me

(proyecto en proceso) plástico efímero | 2017




La creciente producción y uso desmedido de plásticos amenaza con contaminar cada rincón del planeta, especialmente los océanos.

Se estima que 8 millones de toneladas de plástico de un sólo uso ingresan a nuestros océanos cada año, donde perjudican seriamente la salud de los ecosistemas acuáticos y la supervivencia de las especies que los rodean.

En Latinoamérica, el promedio de consumo de plástico por persona es de 31 Kg. al año, siendo Chile uno de los países con mayor consumo con 50 Kg.

Más del 40% del plástico es de uso efímero, es decir, se usa sólo una vez y luego se arroja a la basura.

El grupo denominado “de sólo un uso” comprende los platos, utensilios, bombillas, bolsas, vasos, envases, entre otros.



LIFE Magazine, 1955. “Throwaway Living”

 

Entonces, si el promedio de vida útil de estos productos no sobrepasa los 50 min.,

¿Por qué un producto que es descartable está hecho de un material indestructible?

¿Cómo prescindimos del plástico en situaciones en las que su uso es efímero y su útilidad es mínima?


Desintegra.me es un proyecto que sustituye a los plásticos de un sólo uso a través de un nuevo material hidrosoluble fabricado con materia prima extraída de algas.

Este proyecto se aborda desde la perspectiva del diseño industrial para la creación de un nuevo material, ahondando en todas las variables que nos permitirán estudiar y comprender como funciona este para el desarrollo a gran escala del mismo a futuro.


El material fue diseñado especificamente para sustituir elementos que tienen una vida útil efímera.

Para los tintes del bioplástico se extraen diferentes pigmentos de la piel de frutas y/o verduras. Las siguientes imágenes muestran el proceso de obtención del tinte azúl/grisáceo a partir de piel de arándanos.


 





La aplicación del material es versátil, se puede obtener un papel de burbujas o esponja, hasta envases y films.


1. Prototipos del papel de burbujas.





2. Prototipos de cucharas, fabricados en moldes de almidón.





3. Papel de apariencia similar al celofán, delgado, flexible y transparente.





















4. Envases para galletas de reconocida marca local. Aplicación de tinte de arándano.




5. Prototipos de bombillas.





6. Fabricación de tarjeta de presentación, técnica de grabado en corte láser.





7. Packaging para alimentos secos, sellado con calor.


8. Packaging para papelería.



Santiago, Chile,  2018